LA HISTORIA DE NUESTRO NOMBRE

Os podríamos contar que escogimos el nombre por ser el acusativo femenino singular de «traductus», y que al ser unas latinistas desbocadas esta era la opción clara, pero sería mentira.

Os podríamos contar también que se trata de un juego de palabras entre «traducir» y «I am», y que pretendíamos dejar bien claro a qué nos dedicamos, pero también sería mentira.

Os podríamos contar mil y una historias pero serían todas mentira.

No vamos a negar que también pensamos en «M&M», pero hace tiempo que una conocida marca de chocolates, rellenos de cacahuetes, se nos adelantó y acuñó la marca. 😉

Traductam-Martine-y-Montse

Montse y Martine, las fundadoras de Traductam

La verdad es que estuvimos barajando nombres, jugando con distintos vocablos en distintas lenguas, hasta llegar a la combinación de «traducta», que indica nuestra profesión,  con la «m» de Martine y Montse.

Queríamos un nombre sonoro, corto y fácil de recordar, y creemos haberlo conseguido.

Como si de un recién nacido se tratara, estamos muy  ilusionadas y orgullosas de nuestra nueva marca. Y ahora la presentamos en sociedad y le deseamos todos los éxitos y una vida larga y fructífera.

¡Bienvenido Traductam!

2018-01-29T10:21:16+00:00 06/11/2017|

Leave A Comment

*