CUANDO TODO ESTÁ EN JUEGO: INTERPRETAR EN JUICIOS

Estar ante un tribunal, para testificar o bien como parte actora de un proceso, es sumamente estresante. Incluso los abogados están nerviosos antes de un juicio, así que ni decir tiene los ciudadanos de a pie que se ven enfrentados a un proceso judicial. Por eso el intérprete (cuando se requieren sus servicios) debe prepararse a conciencia, guardar la calma e intentar asesorar a sus clientes en la medida de sus posibilidades. Es lo que sucedió en el último juicio al que asistí.

Dado que era un juicio civil, me contrató una de las partes y no me nombró el tribunal (cosa que sucede en juicios penales, donde se quiere asumir un mayor grado de equidistancia). La abogada me convocó el día antes a una reunión a la que iban a asistir todos los testigos que aportaba para informarnos de cómo iba a enfocar el juicio y que yo pudiera conocerlos y preguntar cualquier duda que tuviera. En cuanto llegué, los asistentes aprovecharon para preguntarme cómo solía trabajar en estos casos, cuál era mi método, y ver en la práctica si se sentían cómodos si traducía las preguntas al oído o si preferían que lo hiciera en consecutiva una vez que la pregunta original hubiera sido formulada. Fue como un simulacro o mock exam, que resultó extremadamente útil para todos.

En esta ocasión me habían facilitado toda la documentación (demanda, respuesta a la demanda, informes periciales…). La leí con detenimiento para meterme en el tema, situar a los distintos actores y participantes en el juicio con sus respectivos nombres y cargos y preparé a fondo la terminología necesaria, puesto que hablaban de procesos industriales muy especializados.

Así que, todos ya preparados, ya sólo quedaba centrarse en los dos días siguientes que iban a estar destinados al juicio. Yo fui cargada de libretas para tomar notas, un par de bolis y mucha agua puesto que no iba a parar.

Fueron dos días muy intensos y agotadores, pero tanto el cliente como los asistentes al juicio, parte contraria incluida, quedaron gratamente satisfechos por mi actuación. El hecho de disponer de la documentación completa y la reunión que celebramos previa al juicio me permitieron preparar a conciencia mi interpretación, afrontar el juicio con calma y asegurar un servicio profesional óptimo.

Si necesitan cualquier servicio de traducción o interpretación no duden en preguntarnos, ya que quién mejor que un experto con experiencia para guiarles y asesorarles. ¡En Traductam estaremos encantadas de ayudarles!

 

Fotografía de Phil Desforges para Unsplah.

2018-10-09T18:55:39+00:00 09/10/2018|

Leave A Comment

*