CINCO CONSEJOS PARA ORGANIZAR UN CONGRESO DEL 10

Todo el mundo sabe que organizar un congreso es complicado. Hay que pensar en las salas, el cátering, el alojamiento para los asistentes… pero ¿ha pensado en la interpretación? Aquí le ofreceremos algunas ideas para que su conferencia multilingüe sea todo un éxito.

1. ¿Dónde pongo las cabinas?

Lo ideal es que estén en la misma sala y con una buena visión de los oradores. Por supuesto, un buen sonido es fundamental para el intérprete, pero también lo es todo el lenguaje no verbal, así que para entender bien también hay que ver bien. Déjese aconsejar por los técnicos de sonido y por los intérpretes, le ofrecerán la mejor opción.

Traductam: 5 consejos para organizar congresos del 10

Cabinas en un congreso multilingüe en el que interpretó Montse. En esta ocasión, los intérpretes compartían sala con los ponentes y los asistentes.

2. Piense en el orador

Sin duda habrá conseguido al mayor experto en la materia para su congreso, y su principal preocupación es que los asistentes puedan entenderle sin problemas. No obstante, no olvide que igual se ha cruzado medio mundo y que probablemente también le interesen las ponencias de los demás… así que asegúrese de que la interpretación se hace en ambos sentidos, para que su orador estrella pueda también aprovechar al máximo el congreso.

3. Organice bien el programa

Muchos congresos fallan porque se quiere transmitir mucha información en muy poco tiempo y cada mesa o sesión aumenta el retraso acumulado. Sea realista y dé suficiente tiempo a los ponentes para desarrollar sus ideas sin que parezca que están compitiendo con la velocidad de la luz al hablar.

4. ¿Para qué sirve un moderador?

Pues justamente para eso, para moderar, para controlar los tiempos y ser estricto con ellos. Sin duda él también tendrá mucho que decir, pero su papel es un poco el de la «señorita Rottenmeier» y se tiene que ceñir a él. Quizás no es mala idea facilitar a los ponentes unas pequeñas directrices para que todo el mundo tenga claro el formato y el tiempo que se le concede para su exposición.

5. Los intérpretes no son loros

Si desea garantizar que el mensaje pase, que las ideas fluyan, deberá facilitar el máximo de documentación a los intérpretes. No sirve de mucho recibir el discurso dos minutos antes de empezar, lo ideal es recibirlos con la suficiente antelación para poderse meter en el tema y prepararse la terminología a conciencia.

Pero seamos realistas, a menudo los ponentes se preparan el discurso en el avión… Por lo tanto, una opción perfectamente válida es facilitarles documentación relacionada: webs, presentaciones de conferencias anteriores, etc., además del programa del evento.

Por otro lado, recomendamos encarecidamente que se concierte una reunión previa al evento con los traductores y los oradores en el caso de una conferencia extremadamente técnica. Servirá para resolver dudas terminológicas y de procedimiento… ¡cualquier información que se pueda recabar con anterioridad es bienvenida!

Ni que decir tiene que todos los intérpretes consideran la información que se les facilita como confidencial. En Traductam todos nuestros colaboradores firman un acuerdo de confidencialidad, pero si se queda más tranquilo, puede hacer firmar a todos los miembros del equipo su propio documento.

Finalmente, si va a pasar videos o proyecciones, deberá avisar con antelación a los intérpretes y, a ser posible, permitirles verlos con anterioridad o pasarles el guion para facilitarles el trabajo.

¡Si tiene todo esto en cuenta, y los cruasanes están ricos, el éxito estará asegurado! 😉

 

2018-04-24T13:41:02+00:00 02/05/2018|

Leave A Comment

*